Café Pendiente, una iniciativa humanitaria - itBogotá

itBogotá

SABÍAS QUE TRADICIONES USOS Y COSTUMBRES

Café Pendiente, una iniciativa humanitaria

Cafe Pendiente - Dos Tazas De Cafe

Dejar un café pago para quien lo necesite es la base del movimiento solidario llamado Café Pendiente, el cual se ha extendido por todo el mundo.

¿Qué es un Café Pendiente?

Consiste en pagar dos cafés, uno para consumir y el otro para dejarlo pago para alguien más que lo necesite y no tenga dinero para comprar uno. Así las personas entran y reclaman el café preguntando si hay algún Café Pendiente.
Es importante que al momento de pagar el cliente aclare que se comprará un Café Pendiente, de esta manera el establecimiento lo anotará en uno de los pizarrones que están a la vista de los comensales.
Este movimiento social sin ánimo de lucro está basado en la solidaridad y la confianza, con el propósito de eliminar la marginación y la discriminación.

Cafe Pendiente - Cafe Con Postre
Basados en esta iniciativa pretenden impulsar también una «comida pendiente».

¿De dónde proviene esta idea humanitaria?

La tradición del Café Pendiente (Caffé Sospeso en italiano) surgió en Nápoles, Italia, en el siglo XVII durante la crisis que atravesaba la región por la devastación de la peste negra, y las guerras constantes que se daban en el mandato del reino de Aragón.
La idea surgió con el objetivo de celebrar con otro cliente, de manera anónima, la felicidad de algún buen acontecimiento que ocurriera ante semejante panorama. En ese entonces las personas compraban un café y cuando se disponían a salir del establecimiento ponían en la mesa el dinero equivalente a lo que costaban dos cafés.

Cafe
Esta tradición surgió en Nápoles en el siglo XVII.

Café Pendiente sale a la luz

Esta acción solidaria se hizo famosa en 2008 por Tonino Guerra, escritor y guionista italiano, quien se propuso a darlo a conocer de manera oficial como Café Pendiente en uno de sus relatos, el cual se lee así:
“Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas: – Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres pendientes. Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van.
Pregunto: – ¿Cuáles son esos “Cafés pendientes”? Me dicen: – Espera y verás. Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés y pagan normalmente.
Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés: – Tres son para nosotros, y cuatro pendientes. Pagan por siete, se toman los tres y se marchan. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja: – ¿Tienen algún “café pendiente”?”.

Café Pendiente en Colombia

Esta iniciativa sin ánimo de lucro se ha extendido por diferentes partes del mundo por medio de las redes sociales. En Colombia comenzó a implementarse desde el 2013, impulsada por Catalina Acosta y Juan Diego Guerra.
La pareja quería ejecutar una labor social en el país, así que en su búsqueda conocieron esta idea que ya había empezado a hacerse en Argentina. Actualmente en Colombia hay más de 20 café aliados, de los cuales la mitad están en Bogotá. Los locales asociados a este movimiento tienen afuera un sticker en color naranja con la silueta de una taza de café en tonalidad blanca.

Café Pendiente, una iniciativa humanitaria ultima modifica: 2022-05-18T06:42:00-05:00 da Lorena Márquez Fernández

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Promuovi la tua azienda in Italia e nel Mondo
To Top
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x